Joan Castells, presidente de FIATC, pone el foco en los riesgos cibernéticos y climáticos. 

El proceso de digitalización de las empresas se ha visto impulsado en los últimos meses, aumentando con ello los riesgos cibernéticos. “Están constituyendo una amenaza importante para las organizaciones, y van a seguir siéndolo en un futuro”, sostiene Castells. Para hacerles frente, la aseguradora ha lanzado CiberFIATC, un seguro con asistencia 24 horas ante cualquier ataque informático, que cubre los costes y la pérdida de beneficios provocados por una incidencia de este tipo.

Este producto va dirigido especialmente a pymes, un segmento expuesto y castigado por estos riesgos. Por ello, el seguro recoge la asistencia y las indemnizaciones que necesita una pequeña o mediana empresa para afrontar a la situación.

Para Castells, invertir en infraestructuras y redes es fundamental para fortalecer la ciberseguridad y minimizar los riesgos. Y lo mismo ocurre con el medioambiente, otro de los grandes retos tanto de la sociedad como del sector de los seguros.

Si bien el Consorcio de Compensación de Seguros interviene cuando se producen catástrofes climáticas extraordinarias, el presidente de FIATC ve clave una mayor inversión en las infraestructuras públicas por parte de las Administraciones. Ello ayudaría a mitigar los daños producidos por episodios “que no llegan a tener una intensidad extremadamente elevada” pero ocasionan perjuicios “importantes a personas y empresas”.

Castells recuerda “el gran compromiso” del sector asegurador a la hora de invertir en infraestructuras, especialmente sanitarias y sociales. En este sentido, FIATC colabora en la consecución de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, en especial aquellos relacionados con el clima y el medioambiente, la creación de empleo de calidad y fomentar el crecimiento económico, así como la salud y el bienestar.

Covid-19: herramientas virtuales para un desafío inmediato
La crisis derivada de la Covid-19 es un desafío que marcará la agenda del sector de los seguros. En este sentido, Joan Castells, máximo responsable de FIATC, considera que muchas de las herramientas digitales usadas en esta nueva situación se van a quedar definitivamente.

Un ejemplo es la telemedicina, que implementa servicios virtuales en los seguros de salud y supone un complemento asistencial muy útil en un contexto de distanciamiento social. Sin embargo, su comodidad y sencillez puede hacer que muchos clientes lo consideren irrenunciable en el futuro, incluso cuando la pandemia esté controlada.

La videoperitación, el teletrabajo y la teleformación son otras soluciones que FIATC ha implementado en sus departamentos y que resultarán fundamentales en su día a día, para empleados y clientes.

Todo ello sin olvidar a un sector clave para el sector y especialmente vulnerable durante la pandemia de la Covid-19: la tercera edad. Castells aboga por una profunda reflexión sobre el papel de la Administración Pública en la gestión de las residencias y “mejorar la coordinación” público-privada.

La reflexión de Joan Castells sobre los retos a los que se enfrenta tanto el sector de los seguros como la sociedad en general, se antoja estrictamente necesaria en tiempo de incertidumbre.