Hasta ahora las gestiones que realizamos en las comunidades de propietarios las hacemos de forma online y telemática, mediante un ordenador, una tablet o un smartphone.

La digitalización también afecta a las comunidades de propietarios de Barcelona y, por lo tanto, a los administradores de fincas. Todo tiene que ser mucho más rápido y fácil para los clientes.

En esta nueva era digital dónde todas las empresas de Barcelona se están transformando y digitalizando, los administradores de fincas también deben de dar un paso más allá y adaptarse a las nuevas necesidades y las nuevas formas de comunicación.

Es importante que el administrador de fincas digital ofrezca a sus clientes la experiencia necesaria para afrontar cualquier tipo de problema que pueda surgir en la comunidad de propietarios, junto con una gestión ágil y rápida que garantice una solución inmediata a las dudas de todos los vecinos de las fincas.

En Barcelona, concretamente, la mayoría de propietarios de fincas son personas que disponen de poco tiempo para realizar todas las gestiones necesarias para una comunidad de propietarios y acudir a todas las reuniones que se suelen realizar.

Además, muchos de los propietarios de fincas en Barcelona tienen en alquiler una vivienda y prefieren realizar todas las gestiones de forma 100% online para no tener que trasladarse hasta el inmueble.

Contar con un administrador de fincas que te proporcione acceso digital a todos los documentos y a toda la información necesaria como propietario de un inmueble es indispensable.

¿Por qué debes tener un administrador de fincas digital?

Gracias a un administrador de fincas digital, la comunidad de propietarios podrá realizar las reuniones por videoconferencia, para tratar todos los puntos del día de la forma más accesible posible para todos los públicos.

A través de la tecnología, los administradores de fincas pueden optimizar el tiempo y los procesos para así ofrecer una mejor atención a sus clientes, dedicándoles más tiempo, sin necesidad de asistir de forma presencial a las reuniones.

Los administradores de fincas digitales proporcionan una mayor transparencia y accesibilidad a sus clientes, consiguiendo una comunicación mucho más fluida y de confianza.

Contratar a un administrador de fincas digital no sólo facilita el trabajo a los administradores, si no que también permite a los propietarios realizar cualquier gestión o resolver una incidencia a través de su propio teléfono móvil o smartphone.

Un administrador de fincas digital tiene todas las ventajas de un gestor de fincas convencional, junto con la posibilidad de adaptarse completamente a las necesidades de cada cliente y garantizar una gestión del patrimonio rápida y de calidad.

El primer administrador de fincas digital en Barcelona

En Finques Chicote, primer administrador de fincas digital de Barcelona, se han adaptado a las nuevas necesidades de sus clientes y de la era digital que estamos viviendo.

Con más de 30 años de experiencia en la gestión de fincas para solucionar cualquier tipo de situación, siguen trabajando día a día por mejorar su servicio, con un mayor compromiso y esfuerzo.

En los momentos tan difíciles que nos ha tocado vivir durante este año, Finques Chicote ha seguido manteniéndose al lado de todos sus clientes, dándoles respuesta a sus incidencias desde casa de una forma 100% online, gracias a su rápida adaptación a las nuevas formas de comunicación entre empresa y cliente y al esfuerzo y compromiso por ofrecer las mejores soluciones en la gestión de fincas en Barcelona.

A través de su zona interna digital permiten a todos sus clientes acceder a sus trámites y documentación, de una forma simple y transparente.

Esta gestión online de todos los documentos y de todas las gestiones no sólo permiten a ambas partes reducir el tiempo que emplean en estos trámites rutinarios, si no que también ofrece una nueva forma de gestionar la comunidad, de una manera eficiente y con tecnología avanzada.

Además, gracias a ser un administrador de fincas colegiado y digital, el asesoramiento será más profesional y podrá garantizar la seguridad de estar al corriente de las últimas novedades en legislación y permisos para una comunidad de propietarios, independientemente del tamaño de la misma.